Rate this post
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Cargando…

This post is also available in: Inglés

Beneficios de las aplicaciones de escritorio remoto: no más excusas

Todavía se puede ver en el suelo la gran marca que dejaron las aplicaciones de acceso remoto cuando aterrizaron en nuestros ordenadores y en la industria ya hace algún tiempo. Se debió, sobre todo, a la potencia con la que cayeron desde los cielos y al gran uso personal que se le pudo dar al invento una vez que estuvo entre nosotros. Para unos cuantos, entre los que me encuentro, no se había visto nada igual desde que Prometeo hizo lo que hizo con el fuego.

Si hablamos de los beneficios de las aplicaciones de escritorio debemos saber que hay todo tipo de versiones de software de escritorio remoto a nuestro alcance en el mercado. Las suficientes como para poder barajar, ponderar y cotejar cuáles pueden proporcionarte las capacidades que necesitas. Ya sea como propietario de un negocio, como avezado empleado o como simple usuario de ordenadores.

Estaréis conmigo en que para conocer los beneficios de las aplicaciones de escritorio remoto primero debemos saber mejor cómo funcionan, ¿cierto? Vamos allá. Cuando instalas un software de acceso remoto en un dispositivo, normalmente deberás instalarlo en aquel al que quieres acceder desde otro. Ésto te permitirá comunicarte y acceder a él desde otras unidades y otros lugares, de forma remota, a través, por supuesto, de Internet.

¿Qué necesitamos, entonces? Bien, al menos una computadora y una cuenta propia con un proveedor de acceso remoto. Cuando nos cercioramos de que todo ha sido instalado y bien configurado, ya podremos acceder al ordenador desde cualquier lugar. Fácil, ¿no?

Una vez que hayamos conseguido nuestro software de acceso remoto, lo hayamos instalado y configurado, podremos comprender a la perfección de lo que hablamos cuando hablamos de los beneficios de las aplicaciones de escritorio remoto.

Ejemplifiquemos con parábolas. Las parábolas suelen ser un recurso bíblico del que se saca una enseñanza moral, pero lo vamos a traer a nuestro bando, al tecnológico, para una aprender alguna enseñanza técnica. ¿Preparados? Me lo he currado cuanto he podido…

“Abilio procede de una familia muy hermanada, los lazos son fuertes entre todos sus miembros. El afecto y la simpatía son muy comunes en su relación. No hace mucho, la matriarca de la familia, Abundia, pudo jubilarse tras décadas trabajando en el mercado de la costura. Como regalo, Abilio, sus hermanos y sus primos decidieron juntar su pequeña paga entre todos para comprarle un regalo muy especial a su abuela: un moderno ordenador. El `Uy,uy,uy…’ se pudo oír en todo el barrio. `¡Pero chicos, yo no tengo ni idea de utilizar un ordenador, si me pierdo programando el defrost del microondas’, exclamó Abundia. `No te preocupes’, le respondió con cariño Abilio, `yo me encargo’. Y así fue, cuando Abilio tuvo un rato libre entre clase y clase, instaló un software de acceso remoto en el ordenador de su abuela Abundia. Le dio unas clases previas, algo por encima, pero que ella se molestó en apuntar en la misma libreta donde suele apuntar los números de teléfono. Y cuando tuvo algún problema que ella misma no pudo solucionar sólo tuvo que telefonear a su nieto y pedirle que actuara desde el ordenador de su casa en el suyo. `Abilio, mira a ver, que me han salido aquí unas ventanitas y no sé de qué son ni cómo se quitan, ¿puedes hacer algo?’. Entonces, Abilio, sin problema alguno, entraba a su pc y desde él al de su abuela y lo arreglaba. Los lazos aún se hicieron más fuertes entre la familia y mira que hay quien diría que no se podían apretar más.”

Como veis, tanto a Abilio como Abundia les fue genial, pero los beneficios de las aplicaciones de escritorio remoto no acaban aquí. ¿Qué os parecería teletrabajar? Ya sabéis, ese método profesional de trabajo que te permite actuar y realizar tus funciones laborales desde tu mismísimo hogar. Gracias a las posibilidades tecnológicas e informáticas que ofrecen los software de escritorio remoto contarás con un material útil para ello. Sí, por supuesto, esto significa que en vez de elegir la corbata correcta que vaya a tono con tu color de piel, tendrás la opción de no quitarte el pijama ni las zapatillas. Pero también la opción de rendir más que nunca en tu lugar de trabajo. Aprovechar tu nuevo hábitat, “el hogar”, para demostrar que desde casa se puede llegar a currar más y mejor que en la oficina. Así es, la fórmula mágica de productividad y teletrabajo.

Si los software de escritorio remoto, como hemos mencionado, son aquellos programas que permiten la conexión entre un ordenador y otro (siempre que ambos dispongan de conexión a Internet), sería buena idea que conocieras uno de mis preferidos: eHorus. ¿Me permites presentártelo?

Ehorus es un sistema de gestión remota de equipos informáticos (software de escritorio remoto), que puede ayudar tanto a empresas como a profesionales de la asistencia informática, o como ya hemos dicho se puede utilizar eHorus para ayudar en otras tareas, como el teletrabajo. Si quieres conocer todo lo que puede ofrecerte, puedes descubrir mucho más acerca de eHorus, aquí: https://ehorus.com/es/

O, si te apetece, también puedes enviar cualquier consulta que tengas acerca de eHorus. Hazlo de forma muy sencilla, utilizando el formulario de contacto que se encuentra en la siguiente dirección: https://ehorus.com/es/contacta-con-nosotros-acceso-remoto-a-ordenador/

¡No dudes en enviar tus consultas! Los conformantes del equipo de eHorus estarán encantados de atenderte.

RSS Feed