1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(3 votes, average: 4,67)
Cargando…

This post is also available in: Inglés

Con los avances tecnológicos cambia nuestra forma de ver la vida, nuestras necesidades y preocupaciones. Ahora buscamos soluciones que nos faciliten el trabajo. Antes, para poder cerrar un acuerdo, arreglar un ordenador o presentar una demo a un cliente, era necesario que estuviéramos presentes en un mismo espacio físico. Pero poco a poco fueron surgiendo ideas y modelos para facilitar nuestra labor. Hoy hablaremos del control remoto de equipos, mañana, quizás, de las reuniones holográficas.

Dos de los modelos tradicionales que son utilizados en este campo son: VNC (Virtual Network Computing o Computación Virtual en Red), programa de código abierto o RDP (Remote Desktop Protocol) protocolo desarrollado por Microsoft. Ambos se utilizan para el control remoto de equipos. Durante varias décadas, particulares y empresas han usado esta tecnología para poder gestionar sus equipos, haciendo que su trabajo sea mucho más ameno y suponiendo un amplio ahorro de costes.

Ambos modelos que podríamos considerar “clásicos”, continúan funcionando correctamente, son rápidos y solucionan muchos de los problemas que pueden ocurrir en nuestro ámbito personal y profesional. ¿Pero, qué ocurriría si trabajas desde casa o desde la red de un cliente?, el software VNC o el protocolo RDP pueden quedarse cortos -o no ser válidos-, por lo que acabaremos por buscar nuevos sistemas de control remoto de equipos que se adapten a la realidad tecnológica. Uno de los avances más claros y que cada día usan más personas son los relacionados con “la nube”. Siendo sinceros, si hoy en día no estás en la nube, es porque vives en el siglo pasado. Los modelos tradicionales pueden fallar aquí, por temas de conectividad, funcionalidades tales como transferencia de archivos, control de procesos, conectividad entre diferentes sistemas operativos, por seguridad o porque es un engorro hacerlos funcionar.

No todos tenemos las mismas necesidades, y un nuevo sistema de control remoto de equipos destinado al ámbito empresarial, debería tener determinadas funciones que faciliten el trabajo. Un sistema realmente innovador debería permitirnos realizar todas las funciones de los sistemas tradicionales añadiendo algunos extras. Puestos a soñar, lo ideal sería que no fuera necesario instalar nada en nuestro ordenador. Así, desde cualquier navegador, móvil o tablet, podríamos tener acceso a cualquier equipo en cuestión de segundos y desde cualquier parte del mundo. Da igual que pertenezcas a una red corporativa, estés en casa o aún mejor, cada uno en un lugar diferente.

Este sistema ideal estaría en la nube, pero además, podría funcionar de forma autónoma en un sistema local, también llamado “on-premise”. Para llevar esta idea a cabo, sería imprescindible usar un sistema WEB, que utilice las nuevas tecnologías de navegador (websockets) y los últimos estándares de javascript, permitiendo que no haga falta un cliente pesado para poder gestionar equipos.

Puede que la nube se le atragante todavía, Pero piense, ¿por qué toda la tecnología que conocemos hoy en día se está yendo a la nube?; por la sencillez que presenta, por el ahorro que supone para nuestro bolsillo y por la total ubicuidad que ofrece.

El ahorro de costes: viene derivado de un sencillo concepto: el de pago por uso, es decir tantos equipos, tanto al mes. Sin más historias, sin actualizaciones, sin nuevas versiones de pago, ni sesiones simultáneas, que sea fácil y sencillo, sin letra pequeña, ni conceptos con vuelta de hoja que pueden confundir al consumidor.

La sencillez: necesitamos centrarnos en el problema que vamos a resolver, no en cómo funciona la tecnología que nos permite resolver el problema. Cuanto más sencillo, mejor.

Ubicuidad: lo dicho, a cualquier sitio, desde cualquier sitio, en cualquier momento, desde cualquier dispositivo, sin importar tu sistema operativo. Sólo necesita un navegador y una conexión de red.

Después de ver todos los puntos positivos que presenta este tipo de sistema, hay que mencionar un problema relacionado con la nube que nos trae muchos quebraderos de cabeza: la seguridad. Todos somos conscientes de lo que podría pasar si alguien se hiciera con el acceso a un sistema donde se encuentran todos nuestros archivos. Por este motivo un sistema de control remoto de equipos para empresas verdaderamente novedoso, debería incorporar un esquema de seguridad que combine varios factores y además que pueda securizar cada máquina de forma independiente, de forma unidireccional, incorporando además avisos visuales locales para advertir de que hay una conexión entrante.

control remoto equipos

Existen decenas de sistemas de control remoto de equipos, pero ninguno como eHorus, que cumple todas y cada una de esas características. Puede que incluso, nos dejemos algunas, orientadas a administradores avanzados como la shell remota, agente sin instalación de un solo uso o la posibilidad de compartir sesión de forma temporal con un tercero, pero lo mejor es que lo compruebe por usted mismo, ya que es gratuito para uso personal. Puedes encontrar más información en la web de ehorus.

RSS Feed