1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(2 votes, average: 4,00)
Cargando…

This post is also available in: Inglés

Flexibilidad laboral; ventajas y desventajas de los horarios flexibles

¿Has pensado alguna vez que una mayor flexibilidad en los horarios podría ser más valorada por tus empleados que un aumento de sueldo?

En tiempos en los que los márgenes comerciales se estrechan, es posible que tengas problemas para aumentar el salario de tus trabajadores. Sin embargo, debes recordar que hay otro tipo de incentivos que podrían valorar incluso más que un aumento en su remuneración, y que -bien utilizados- hasta podrían aumentar la productividad.

Podemos hablar desde la flexibilización de horarios hasta el teletrabajo; son medidas, en definitiva, destinadas a que el empleado aumente su libertad, y consiga efectos tan beneficiosos como conciliar mejor el trabajo con su vida personal y familiar, lo que provocará una mayor satisfacción y un mejor rendimiento.

Pero como hay pocas cosas en la vida que sólo ofrezcan beneficios, también puede tener sus inconvenientes. Hoy vamos a ver tanto las ventajas como las desventajas de los horarios flexibles.

Algunas ventajas de los horarios flexibles:

– Mejoran la conciliación de la vida laboral con la vida familiar y personal.

Esta es, sin duda, la ventaja más visible que podemos encontrar, y el principal motivo por el que muchas personas querrían una mayor flexibilidad en sus horarios. La vida no es una cuadrícula; las personas no nos desplazamos bajo el ritmo metódico de un reloj -o no deberíamos hacerlo-; algunos seres importantes en nuestro día a día, como nuestra familia, tienen sus propias vidas que no siempre serán compatibles con unos horarios estrictos. El niño no se va a dejar de pillar la gripe sólo porque tú tengas que salir a trabajar.

Hay muchos motivos por los que podríamos querer horarios más flexibles, e incluso la posibilidad de optar -de forma permanente o puntual- por el teletrabajo, pero sin duda el poder estar con nuestra familia, nuestros amigos, o simplemente nuestras aficiones, es uno de los mayores que nadie podría imaginar.

– Se reduce el estrés.

Tener que cumplir con un horario estricto –en muchas ocasiones sin una necesidad real que lo justifique– supone una presión innecesaria que recae sobre el trabajador. Ten en cuenta que, en muchas ocasiones, tus empleados tendrán que lidiar con elementos externos (el tráfico, por ejemplo) para poder llegar a tiempo a su puesto de trabajo, y eso puede generar tensiones que supongan una mala forma de empezar o terminar una jornada laboral. Una mayor flexibilidad laboral en los horarios de entrada y salida reducirá la ansiedad, y hará que tu equipo esté más tranquilo y rinda mejor.

– Mejoran la valoración del trabajador hacia la empresa.

Habitualmente, las personas somos más agradecidas de lo que parece. Posibilitar el acceso a un horario flexible mejorará la consideración que los trabajadores tengan de la empresa. Esto aumentará su rendimiento, sus ganas de seguir contigo y reducirá la rotación. Una menor rotación favorecerá la productividad (piensa en todo el tiempo y dinero que se pierde buscando, seleccionando y formando nuevos trabajadores). Ayúdales a ser más felices, y ellos te ayudarán a que tu negocio vaya mejor.

– Puede aumentar la productividad.

Además de estar más felices y relajados -lo que ayuda a mejorar el rendimiento laboral- tus trabajadores podrán elegir los momentos del día en los que tienen más energía para dedicarlos al trabajo. Hay personas que funcionan a tope por la mañana. Otras lo hacen por la tarde, o incluso por la noche. ¿Por qué obligarlas a trabajar cuando son menos efectivas?

Además, habrá días en que tu gente se sentirá llena de fuerza e inspiración; permiteles extender su jornada laboral si ellos sienten que no quieren parar y eso les permitirá reducirla otro día. En otras ocasiones, en cambio, no se encontrarán bien, por lo que no tendrá sentido que se queden en su puesto calentando la silla, sin fuerzas para hacer nada. Unos días compensarán a otros, y todos saldréis ganando.

– Se atrae talento.

Un horario flexible y la posibilidad del teletrabajo son un caramelo para muchos empleados. Si ofreces estas facilidades, te será más sencillo tener más candidatos dispuestos a trabajar contigo. Podrías incluso contar con gente muy cualificada que resida en ciudades o incluso países alejados de tu centro de trabajo, y que de otra forma jamás trabajaría contigo. En algunas ocasiones, la flexibilidad horaria incluso puede generar una publicidad positiva acerca de tu empresa entre los candidatos que sepan que ofreces dichas facilidades.

– El absentismo laboral y los retrasos se reducen.

Muchos estudios demuestran que el absentismo laboral puede causar pérdidas importantes a las empresas. Si facilitas un horario más flexible será más difícil que tu gente caiga en el feo vicio de no ir a trabajar. Además, ante un horario rígido puede ser muy tentador el incurrir en pequeños retrasos que, acumulados, suponen horas perdidas de trabajo.

Algunas desventajas de los horarios flexibles.

– No siempre se podrán ofrecer.

No todas las empresas son susceptibles de instaurar horarios flexibles. A veces, la jornada de trabajo dependerá de elementos externos -los clientes, por ejemplo- y disponer de horarios flexibles será inviable. En otras ocasiones la propia naturaleza del trabajo o del negocio convertirá en inviable la flexibilidad horaria o el teletrabajo.

– No existe un control directo sobre el trabajo realizado.

En especial si se opta por el teletrabajo, la supervisión de las tareas realizadas será más difícil. En este caso, será importante fijar bien los objetivos que se deben alcanzar y los plazos para hacerlo, para que la autonomía del trabajador no acabe ocasionando una caída en su rendimiento.

– Puede resentirse el trabajo en equipo y la integración en la empresa.

Una descoordinación de horarios o el no compartir tiempo en el centro de trabajo puede causar una desconexión del trabajador. Dicha desconexión puede aparecer en dos sentidos; tanto en su identificación con la empresa y sus objetivos, como en la comunicación con los demás compañeros, lo que puede hacer resentir el trabajo en equipo.

Ahora ya conoces algunos beneficios e inconvenientes de tener una mayor flexibilidad laboral en lo que se refiere a horarios. ¿Quieres saber aún más cosas? ¿Quieres conocer un sistema de gestión remota de equipos que se llama EHorus? ¡EHorus está deseando que le conozcas! Entra aquí y echa un vistazo.

RSS Feed