1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(1 votes, average: 4,00)
Cargando…

This post is also available in: Inglés

Qué es el control remoto de equipos, ¡entérate por fin de una vez!

 

Todavía está fresca aquella tarde en tu memoria. Habías terminado de comer, la sobremesa se extendía como debe hacerse en una buena reunión familiar. Puede que llevaras mucho tiempo sin contactar con aquella gente. Tus primos de Lorca, los de Almoradí, tíos abuelos junto a sobrinos nietos, presentaciones de novias y noticias de Merche que sigue currando en Latinoamérica de lo suyo.

Ya te dolía la cabeza bastante por haberte levantado, un domingo, antes de las 12 de la mañana para ayudar a tu madre a arreglarlo todo. “La cochera  tiene que estar incólume cuando lleguen tus tías”, se atrevió a gritarte, con toda la resaca, tu señora madre. Subió el tono un poco más cuando te mostraste algo renuente. “¡¿Me has oído, señorito?!”. “Clari, qui ti hi oidi”, dijiste para ti, imitando su voz de forma burlona. La sorna es lo único que te queda.

A lo largo de la insoportable velada habías sufrido vejaciones por los distintos proyectiles que venían de la renovada mesa de los niños, en una esquina junto a la nevera. Habías soportado que alguien preguntara por tu novia, que no tienes, por tu trabajo, que odias, y por tu futuro, inexistente. Pero aún faltaba lo peor. ¡A tu madre se le había ocurrido dejar en el aire que sabías algo de ordenadores! ¡NOOO! ¡Con todo lo que eso significa y conlleva! “¡Pero si lo único que sé es bajarme juegos!”, te repetiste de forma abrumadora.

En pocos instantes, los cuñados más enterados y los vejestorios más necesitados de consejo se fueron acercando, como arañas patilargas, a ti. “Niño, tú no me podrías ayudar con una cosilla que tengo yo pendiente en mi ordenador”. “Yo es que no lo sé, pero, chico, es que no me va”. “Como te digo, me sale una pantalla rara y no puedo avanzar”. “Ojalá tuviera yo un simpático familiar que se asomara y me lo arreglara a cambio de unos torreznos y unas Coca-colas”…

Ya estaba, todo había concluido, habías ascendido sin haberlo pedido a ser el “Infoamigo que lo arregla todo y de gratis” de la familia. No olvidarías darle las gracias a tu madre, tan orgullosa ella de por fin poder presumir de algo que haga bien su niño…

¿Pero cómo te lo ibas a montar con todas las propuestas que te hacían ahora tus más fieles y amigables familiares? Si hasta tu vicepariente de Parderrubias, Pontevedra, te ha pedido que vayas de mochilero a Galicia para poder ayudarle a instalarse el módulo de seguridad pkcs#11 (que todavía no has investigado de qué se trata).

Bien, pues tengo una buena noticia (no, librarme de tu familia no, eso es ilegal): ¡Vas a saber qué es control remoto de equipos! Sí, qué es control remoto de equipos, para ser el mejor “Piloto Remoto de Ordenadores”.

¿Qué es el control remoto de equipos? ¿No lo sabes? Pues las aplicaciones de control remoto te permiten manejar tu PC sin estar delante de él,  lo cual es más útil de lo que parece. Además de para ayudar a tus más incordiantes familiares, también te puede servir, por ejemplo, si te has olvidado unos archivos en casa, quieres consultar una foto o simplemente apagar el PC que dejaste encendido por error.

Cuando instalas un software de acceso remoto en un dispositivo, normalmente deberás instalarlo en aquel al que quieres acceder desde otro. Esto te permitirá comunicarte y acceder a él desde otras unidades y otros lugares, de forma remota, a través, por supuesto, de Internet.

Normalmente son sistemas de gestión remota de equipos basados en la nube. Y como he dicho, para empezar a utilizarlo, basta con instalar y ejecutar un sencillo software (agente) en el equipo que quieras manejar desde la distancia. Este agente se conectará a unos servidores permitiendo que puedas conectarte a ellos desde cualquier lugar o cualquier dispositivo, como pudiera ser tu móvil o tu pc de sobremesa en casa.

Muchos de estos controles remotos de equipos están preparados ya para un usuario que no necesita tener muchos conocimientos de informática. Cosa que resulta ideal para aprender cómo funciona la herramienta. Con unos pocos pasos podrás ver en tu dispositivo el escritorio del ordenador al que has accedido y desde entonces no habrá nada más sencillo que ejecutar lo que desees.

Ejemplo:

-¡Aaaaay mi niño chico! ¡Que no me acuerdo cómo se abre el Buscaminas!

-No hay problema, sobrina-nieta, yo te lo abro, que tengo poderes y sé cómo controlar tu ordenador desde mi ordenador de casa.”

Normalmente, nuestro ejemplar compañero sólo deberá acceder desde su dispositivo al agente del equipo que quiera manejar desde la distancia, desplegar el escritorio que podrá estar viendo en esos momentos también su familiar desde casa, y seguir los mismos pasos que hubiera seguido su sobrina abuela para encontrar el Buscaminas, abrirlo y ganar en modo difícil, de haber recordado las cuarenta veces que su pobre familiar se lo ha explicado.
Te he puesto los dientes largos, ¿verdad? ¡Es entendible! Ahora quieres descubrir más acerca de lo que eHorus (un buen sistema de gestión remota de equipos) puede ofrecerte. No hay problema, ¿por qué no pruebas a entrar aquí?: https://ehorus.com/es/

O también puedes preguntar directamente cualquier consulta que tengas acerca de eHorus. Puedes hacerlo de forma muy sencilla, utilizando el formulario de contacto que se encuentra en la siguiente dirección: https://ehorus.com/es/contacta-con-nosotros-acceso-remoto-a-ordenador/

¡El equipo de eHorus estará encantado de atenderte!

RSS Feed