Rate this post
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Cargando…

This post is also available in: Inglés

Trabajo a distancia; 6 falsos mitos sobre el teletrabajo

 

Rumores, habladurías, cuentos varios… en este mundo de “cuñaos” en el que vivimos nada se salva. Sobre cualquier asunto se establecen una serie de clichés que siempre tendrán un ejército de “enteraos” dispuestos a defenderlos. Sin embargo, las cosas no siempre son como nos dicen…

Hasta con el teletrabajo sucede esto. Lo normal, de hecho, es que la gente con más autoridad que más hable acerca del teletrabajo sean… aquellas personas que no teletrabajan.

En este artículo vamos a conocer algunos mitos del trabajo a distancia y a discernir si son falsos o, por el contrario, tienen su fundamento. ¡Allá vamos!

6 ideas establecidas sobre el trabajo a distancia. ¿Mito o realidad?

-Las personas que teletrabajan en realidad no hacen nada.

Este es el falso mito que tal vez más daño haga a una mayor presencia del teletrabajo a las empresas. Muchas personas tienen la idea de que, al “perder de vista” al teletrabajador, éste dedicará todo el día a ver vídeos del lorito equilibrista, prepararse sándwiches de 16 pisos o, en definitiva, hacer cualquier cosa distinta de trabajar.

Sin embargo, múltiples estudios han demostrado que los teletrabajadores suelen ser alrededor de un 25% más productivos que los trabajadores presenciales. El hecho de que el teletrabajo se desarrolle frecuentemente trabajando por objetivos suele conllevar que el empleado se esfuerce más y no se dedique a “calentar la silla”, como hacen algunas personas que trabajan de forma presencial. ¿A que no te esperabas esto? ¡Punto para el teletrabajo!

-Los teletrabajadores se pasan el día en pijama.

¡Vaya, esto lo hará quien quiera o pueda hacerlo, no todo el mundo!

Hay que tener en cuenta que el vestuario siempre suele ser una opción personal, pero lo más recomendable suele ser vestirse para teletrabajar, porque es una costumbre que ayuda a establecer rutinas y “activarse”. Además, hay que tener en cuenta que muchas personas teletrabajan desde lugares distintos a su casa (por ejemplo, bajando con su ordenador a una cafetería, o a un parque), en los que presentarse en pijama tal vez no sea lo más adecuado…

-El teletrabajo conlleva tener una vida desordenada.

No tiene por qué ser así. Es cierto que algunas personas pueden caer en el descontrol horario y, por ejemplo, terminar trabajando de madrugada y durmiendo durante el día, pero esto es perfectamente evitable si se establecen las rutinas adecuadas y se tiene la disciplina necesaria para llevarlas a cabo.

Además, si se actúa con inteligencia, las posibilidades de conciliación que ofrece el teletrabajo pueden conseguir que se tenga una vida más ordenada y razonable que si se trabaja presencialmente, consiguiendo el efecto opuesto a lo que parecería a primera vista.

-El teletrabajo promueve el aislamiento.

Cuando hablamos de aislamiento, tenemos que hablar con cautela. ¿Produce el teletrabajo un aislamiento respecto de la empresa o los compañeros de trabajo? Cuidado, puede hacerlo, aunque no tiene por qué ser así.

Aquí entrarán en juego muchas variables. Desde el tipo de herramientas de teletrabajo que se utilicen, hasta la modalidad por la que se opte (el teletrabajo también puede ser parcial, incluyendo jornadas presenciales), pasando por la forma de ser del teletrabajador. Lo que sí es cierto es que, tanto teletrabajador como empresa, harán bien en estar atentos para promover las medidas que permitan que el empleado no termine convirtiéndose en un extraño para los demás compañeros.

-El teletrabajo sólo es para personas jóvenes y que entiendan sobre tecnología.

Vamos a ver, es cierto que necesitarás tener unos conocimientos básicos (distinguir un ordenador de una cafetera, por ejemplo), pero no es que tengas que ser un Steve Wozniak de la vida para poder teletrabajar. De hecho, si sabes quién es Steve Wozniak es probable que ya dispongas de los conocimientos suficientes para manejar la tecnología que te permita teletrabajar.

Además, todos podemos aprender aquéllo que no sabemos. Con un poco de esfuerzo, hasta tu abuelo de Murcia al que le salen unas albóndigas estupendas podría convertirse en un teletrabajador de pro. No es tan difícil.

-Las empresas no facilitan más el teletrabajo porque tiene más inconvenientes que ventajas.

¡Esto no es así! El trabajo a distancia tiene tantas ventajas que incluso nos dieron para que escribiéramos este artículo (incluir link a ehorus 9). Pero ojo, en el mismo artículo también hablamos de sus inconvenientes, que los tiene.

Entre sus ventajas podemos encontrar la autonomía que proporciona al trabajador, un gran ahorro en desplazamientos (tanto económico como en tiempo), una mayor facilidad para la conciliación familiar, la integración de personas con alguna discapacidad o una mayor valoración del puesto de trabajo. ¿Es suficiente para paliar desventajas como el posible aislamiento o una hipotética caída en el rendimiento laboral de algunos trabajadores? Parece que sí, son muchos los beneficios, aunque habría que estudiar cada caso.

No obstante, es cierto que, dependiendo del país, hay muchas empresas que no establecen políticas que faciliten el teletrabajo. Esto se debe principalmente a una cuestión cultural y de costumbre (en algunos países o empresas el mito de que el teletrabajador no hace nada está muy arraigado) y a que, efectivamente, en algunos puestos instaurar el teletrabajo sería bastante difícil.

Estos son algunos mitos (falsos o no tanto) del teletrabajo, pero seguro que tú conoces algunos otros que te gustaría desmentir o afirmar. ¿Qué tal si compartes tus ideas con todos los lectores del blog dejando un mensaje en la caja de comentarios que se encuentra justo al final de este artículo?

Eso sí, antes de que te pongas a escribir como un poseso, nos encantaría que dedicaras unos minutos a conocer a nuestro querido eHorus.

Ehorus es un sistema de gestión remota de equipos informáticos (software de escritorio remoto), que puede resultar muy útil para llevar a cabo varias tareas, como por ejemplo algunas propias el trabajo a distancia.

¿Quieres conocer lo que puede ofrecerte eHorus ? Puedes hacerlo entrando aquí: https://ehorus.com/es/

O también puedes preguntar cualquier duda que tengas acerca de eHorus. Puedes hacerlo muy cómodamente, utilizando el formulario de contacto que encontrarás en la siguiente dirección: https://ehorus.com/es/contacta-con-nosotros-acceso-remoto-a-ordenador/

¡El equipazo de eHorus estará encantado de atenderte!

RSS Feed