1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(1 votes, average: 4,00)
Cargando…

This post is also available in: Inglés

Trabajo inteligente: ¿Qué es? ¿Cuáles son sus ventajas e inconvenientes?

¿Sabes ya qué es el smart working (trabajo inteligente)? Muy bien, vemos que estás al día. ¿No lo sabes aún? No te preocupes demasiado (de momento). Se trata de una expresión novedosa -alrededor del 40% de los españoles nunca han oído hablar de ella-, pero eso tampoco significa que debas regodearte en tu desconocimiento.

¿Contamos ya con tu atención? Muy bien, el smart working se lo merece, quiere darse a conocer en todo el mundo, y que la gente hable mucho y bien de él.

Comencemos por ver qué es:

Se conoce como smart working a un novedoso modelo de trabajo que se sirve de las nuevas tecnologías y del desarrollo de las tecnologías existentes para mejorar tanto el rendimiento como la satisfacción que se obtiene del empleo. No debe confundirse con el término coworking, que hace referencia a un espacio de trabajo compartido, generalmente por profesionales autónomos.

Por tanto, y aunque se trata de un concepto muy amplio, tendría dos ideas clave: una forma de trabajar más provechosa -en muchos sentidos, no sólo el económico- y el uso de tecnología para llevarla a cabo.

La traducción literal de smart working sería “trabajo inteligente” (sí, ahora todo es “inteligente”: teléfonos, relojes, vehículos, alcaparras…) y está íntimamente relacionado con el concepto de teletrabajo. Podría decirse incluso que el smart working es una evolución natural de éste último, que ha añadido una mayor movilidad y versatilidad a características propias del trabajo a distancia “tradicional” como la flexibilidad horaria o la comodidad. Si el teletrabajo desplazaba el trabajo desde la oficina hasta el domicilio, el smart working lo desplaza hacia casi cualquier otro lugar, desde un parque o una cafetería hasta la sala de espera de un aeropuerto.

El smart working ofrece ventajas y desventajas tanto para el trabajador como para la empresa, que puedes conocer en los puntos que aparecen a continuación. Pero si quieres conocer más detenidamente todas sus ventajas e inconvenientes puedes acceder a este link.

Ventajas:

  • Aumenta la libertad del trabajador y su autonomía. Dispone de una mayor capacidad para organizar su tiempo.
  • Se reducen costes en espacio, transporte o suministros (electricidad, calefacción, etc.).
  • Se puede ahorrar mucho tiempo en desplazamientos, especialmente en grandes ciudades, pero no sólo en ellas.
  • Se mejora la conciliación de la vida laboral con la vida personal y familiar, lo que suele ser muy valorado.
  • Si el trabajo está bien estructurado (habitualmente en base a objetivos), la productividad puede aumentar.
  • Suponiendo en general, una mejora en la calidad de vida del trabajador, éste valora más su puesto de trabajo y la empresa. Ello puede atraer talento al negocio.
  • Permite integrar a personas con movilidad reducida.

Pero también puede tener ciertos inconvenientes:

  • El trabajador puede ver invadida su vida personal por la laboral.
  • Puede conducir al aislamiento del trabajador al no tener contacto con sus compañeros. Ello también puede causar que no se sienta identificado con la empresa.
  • Si el trabajo a distancia no está bien planteado o ejecutado, la productividad puede disminuir. Puede existir un menor control sobre la cantidad o la calidad del trabajo.
  • Parte del ahorro que se genere para la empresa puede significar gasto para el trabajador (en espacio de trabajo, coste de suministros, etc.).

El Informe Global Adecco publicado en diciembre de 2015, ofrece algunos datos interesantes acerca del estado actual del smart working y las opiniones de la gente acerca de la posibilidad de trabajar en un lugar distinto del tradicional centro de trabajo.

Por ejemplo, parece que el smart working gozaría de gran aceptación entre quienes tienen más o menos claro qué es, de tal forma que, a pesar de desventajas a las que se hace alusión, como las distracciones y el posible aislamiento, sólo un 17% de las personas que buscan empleo rechazarían la flexibilidad que les ofrece el smart working.

El estudio aporta otros datos de interés; por ejemplo, se refleja la opinión de los profesionales de recursos humanos. Para los reclutadores, habría que tener cuidado con algunos inconvenientes del smart working, como el aislamiento, la menor interacción con los compañeros o la falta de identificación con la empresa. Para combatirlos, se sugeriría integrar las soluciones smartworking en el entorno laboral y no en el doméstico.

Más datos interesantes; el 55% de los encuestados habrían trabajado desde casa en alguna ocasión, y el 46,5% lo habría hecho desde su smartphone.

Pero un dato destaca por encima de todos los demás: nada menos que el 90,8% de los encuestados querría poder trabajar fuera de la oficina, lo que demuestra la vieja teoría de que el trabajo a distancia es un anhelo de muchas personas. De entre los espacios preferidos para hacerlo, el primero sería la propia vivienda (64,2%), seguido de los espacios coworking (47,6%) o cualquier lugar cercano al domicilio (41,3%).

Así, parece que hay más personas que desearían aplicar el smart working a su vida laboral que gente incluso que conozca lo que significa el término (no hay por qué preocuparse, a veces pasan estas cosas).

Como veíamos al inicio de este artículo, las nuevas tecnologías y la mejora de las tecnologías existentes son un factor clave en el desarrollo del trabajo inteligente o smart working. Éstas englobarían un amplio número de herramientas, como internet, los teléfonos inteligentes, las redes sociales o todo tipo de programas destinados a facilitar la flexibilidad en el trabajo y la movilidad. En un futuro tal vez no muy lejano, otras tecnologías, como la realidad virtual, se sumarán al elenco de técnicas que ayudarán al desarrollo del trabajo inteligente.

El objetivo final del uso de todas ellas sería conseguir no sólo un mejor rendimiento en el trabajo, sino también una mejor conciliación de la vida laboral y profesional con la vida personal y familiar. Más felicidad al fin y al cabo, tanto para la empresa, como para el trabajador o profesional.

Algunas herramientas tecnológicas, como eHorus, pueden ayudarte a que tu forma de trabajar sea más inteligente. ¿Quieres conocer qué es y qué puede ofrecerte eHorus? Entra en este link.

RSS Feed